lunes, 12 de marzo de 2012

La Condición del Hombre

A Julia Siles Ortega

No hay día que mi corazón no llore
la triste condición del Hombre
ni día que no la bendiga
pues nunca se sacia la soledad del alma.
Una mirada intensa tras un abrazo desesperado,
besos infinitos cayendo en el abismo del otro
no son nada
para la desazón de aquél que ha visto el mar
y se le ha metido dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario