martes, 20 de marzo de 2012

Recordándote

A Katy Reyes

Si el recuerdo de tu mirada cálida 
cuando, alegre, me sonreías 
aquella tarde de octubre, 
tuviera un nombre propio sagrado, 
forjado por elfos del aire, 
al ser musitado, 
irrumpiría en el mundo 
con tanta ternura y emoción, 
con tanta gratitud y esperanza, 
con tanta fe en ti y tanto amor, 
que la atmósfera se adensaría 
y, tras espantoso estruendo, 
descargaría una lluvia de pétalos, 
los más hermosos que se hubieran visto jamás, 
y los niños recogerían cestos a rebosar 
para adornar los caminos 
por donde llegan las hadas, 
pues en ese recuerdo, 
amiga, 
sólo hay belleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario