domingo, 8 de abril de 2012

Habitas en mí

A ella


De la noche a la mañana 
las flores han regresado 
y los pájaros retozan 
revoloteando entre ramas 
mas sólo goza mi alma  
porque tú habitas en mí.

Son los caminos ahora 
himnos de luz y color 
  invadiendo los sentidos 
del alegre caminante  
mas sólo goza mi alma  
porque tú habitas en mí.

El azul del firmamento  
es tan claro en la mañana  
que nuestro mundo parece 
feliz juguete de un niño 
mas sólo goza mi alma  
porque tú habitas en mí.

Los infinitos insectos 
bullen sin pausa en la hierba  
y en todas partes la vida 
muestra generosidad  
mas sólo goza mi alma  
porque tú habitas en mí. 

La luna lleva estos días 
un cargamento de estrellas 
que se miran en los mares 
y en los ríos de la Tierra  
mas sólo goza mi alma  
porque tú habitas en mí. 

Serenos amaneceres 
de nubes ensangrentadas 
tienen estos días bellos 
que despiertan la ilusión 
mas sólo goza mi alma  
porque tú habitas en mí. 

Esta dulce primavera 
todo es felicidad 
para mi pecho inspirado 
y colmado de dulzura 
mas sólo goza mi alma 
porque tú habitas en mí.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario