viernes, 6 de abril de 2012

Lo que ya ha sucedido

No sé si un nido, 
tejido con la hierba de abril, 
merece el canto de los polluelos, 
ni si merece el sol 
la espiga que humedece 
el rocío de la noche 
pero lo que ya ha sucedido  
nadie puede volverlo atrás. 

No sé cómo sabe un hombre
que ya no está solo,
ni cómo regresan las palabras
al corazón del que abandonan,
no sé si tienes agua
para la sed de mi alma
pero lo que ya ha sucedido
nadie puede volverlo atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario