sábado, 26 de mayo de 2012

Siempre estoy solo

A Bea Magaña

De hiel son estas paredes 
y, en su regazo viscoso 
y frío como la muerte, 
hecho del mundo un despojo, 
la desesperanza bebe 
mi sangre y mi aliento todo.

De hiel son estas paredes 
y, en soledad, atesoro 
amarguras que me hieren 
como las armas de un toro 
porque las puertas no ceden: 
el miedo pone el cerrojo.

De hiel son estas paredes 
con argamasa de odio 
y, como puñales crueles 
o como garras de lobo, 
en mis alegrías hienden 
con sus sombríos recodos.

De hiel son estas paredes
que me separan de todos,
el corazón me envilecen,
de mis sueños hacen polvo;
mi vida, entre ellas, perece
porque yo siempre estoy solo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario