jueves, 21 de junio de 2012

La miel de tu amistad

A Isi Dávila

Tu presencia 
es el remedio a mi agonía; 
traes, en tu perfume 
y bordada en tu vestido, 
la sencillez de los niños, 
la nobleza del amigo. 
Has conquistado mi corazón 
con el ímpetu de una tempestad, 
batalla celeste, 
derrotando a mi egoísmo 
sin compasión, 
con el arma poderosa 
de tu bondad de ángel. 
De tus labios de miel derretida, 
espero, a cualquier hora, el saludo 
con que apareces, 
trayendo contigo 
una luz de mediodía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario