sábado, 2 de junio de 2012

Los Ojos de Txaro Cárdenas

A Txaro Cárdenas

Tus ojos, mujer hermosa, 
son como huevos de almíbar, 
oscuros como dos noches 
con lunas llenas que brillan 
cuando sonríe tu rostro. 
Y, si esos ojos me miran, 
con la bondad que hay en ellos, 
mi torpe mente delira 
y, en el siglo de la ciencia, 
dos milagros testifica 
pues dos ángeles me jura 
que en tu cara te palpitan. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario