viernes, 1 de junio de 2012

No eres de nadie

A Diana de Monte

Eres del mar y del viento,
del sol y las nubes blancas,
eres de las amapolas,
de las montañas altivas,
del río donde tú bebes,
eres, niña, de la hierba
y de los árboles mansos,
yo sé que no eres de nadie,
sólo tuya para siempre,
yo sé que nadie es tu dueño
que eres libre bajo el cielo,
por eso, cuando me miras,
se marcha mi soledad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario