domingo, 8 de julio de 2012

Cruel destino


¡Qué terrible amargura 
inunda el corazón 
del hombre que sabe 
que pierde el amor 
por desearlo tanto! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario