sábado, 7 de julio de 2012

Pasos sin eco

Hay un sol hirviente y claro, 
un viento que da en mi cara, 
unos pájaros alegres 
que cantan en mi ventana, 
hay lozanía en mi cuerpo 
pero en mis manos no hay nada 
y la tarde va cayendo 
y mi esperanza se acaba. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario