domingo, 26 de agosto de 2012

El gozo

A Isi

No soy hombre de mundo, 
no sé de placeres sutiles, 
ni me tienta el desenfreno, 
puedo prescindir de vicios, 
no se han hecho para mí 
mas hay un solo gozo 
al que no puedo renunciar, 
tan inmenso y fuerte 
como la droga más dura, 
que, si alguna vez perdiera, 
perdería la vida: 
es el gozo, amiga, 
del camino infinito 
que hasta ti me lleva. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario