viernes, 12 de octubre de 2012

Eres mía (soneto a Isabela)

Para Isi

¿Qué tengo aquí en un cofre muy pequeño, 
 joya que, por robarla, me han robado, 
bien que, aunque material, es tan alado, 
tenue y extraordinario como un sueño? 

¿Qué me debe llamar su feliz dueño 
siendo algo que no es mío ni he deseado, 
y he, no obstante, de pleno conquistado 
antes de que pusiera en ello empeño? 

Tú eres, tierna y querida niña mía, 
tú, la joya guardada en este pecho, 
tú, lo que mi alma tiene pero ansía. 

No te quise sembrar y te cosecho, 
no te hice anhelo y eres mi agonía, 
pobre, aunque todo tengo, tú me has hecho. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario