viernes, 5 de octubre de 2012

Noche de abril

A Isi 

Es una noche tranquila 
de un dulce día de abril, 
con mil manadas de estrellas, 
mansas reses de marfil; 
la luna llena, dormida
en la oscuridad sin fin,
en una laguna quieta
refleja su aura añil.
El aroma de las flores
la brisa lleva hasta mí
y el sonido de las aves
a veces se deja oír.
Todo es negrura y silencio
del uno al otro confín
y mi alma se regocija,
goza el placer de vivir,
toda la paz que desea
aquí la puede sentir,
la felicidad del mundo
entera la encuentra aquí.
La armonía de esta noche
es fiel imagen de ti,
mi majestuosa Isabela.
Solo saben sonreír
mis labios cuando estás cerca
y si esta noche de abril
le da a mi pecho reposo
es porque la hacen feliz
los besos que me regalas
con tu aliento de jazmín. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario