lunes, 1 de octubre de 2012

Sueño

Sueño que este amor que te entrego
diera felicidad a tu pecho;
no quiero amasar riquezas,
ni conquistar la fama,
ni tener tal poder que obligue
a arrodillarse a otras almas,
no quiero una conciencia impura
y un cuerpo satisfecho
pero sí conozco una ambición:
ser agente de tu dicha, Isabela,
llenar de alegría tu vida,
para entrar en tu corazón
y reinar ahí. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario